TRIVIUM

Estamos renovándonos

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Poema del mes

Enero 2010

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

El libro Pájaro negro, de Ángel Mendoza (El Puerto de Santa María, 1969) ha resultado ganador del segundo premio Fundación Ecoem de Poesía. A esta obra pertenece el poemaque os acompañará durante el primer mes del nuevo año:

 

PRIMA LUCE

Los días ya no vienen
con rumor de bandera,
con nombre de país reconquistado
a los colmillos de la tierra negra.

No porque yo no sueñe
con sus flamantes telas,
rasgando el gran azul, temblando el aire,
latiendo de verdad, dejando señas
del regreso del sol, de que sus armas
fulminarán con luz cualquier tiniebla.

No porque no me deje la vida en esperarlos.
No porque yo no quiera.

 

Ángel Mendoza: Pájaro negro. Siltolá (en prensa)

 

Diciembre 2009

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 13
MaloBueno 

 

                 Distinto amor

No vendo mi alma al diablo por la gloria
que persiguen discípulos más débiles,
ni regalo un minuto de mis sueños
por poderlo contar.

Algo distinto y nuevo me envilece:
mi corazón por una galopada,
ver esta tierra desde tu montura
y saberlo contar.

 

Olga Bernad: Caricias perplejas, Colección Siltolá de poesía, Fundación Ecoem, 2009.

 

.

 

Noviembre 2009

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

Juan Bonilla (Xerez, 1966) nos acompaña en el mes de noviembre de 2009.

 

 

EPITAFIO DEL ATEO

 

Buscando a un dios incólume

al que exigir sentido

para ofrecerle miedo, adelanté paisajes

vaciando mi memoria cada noche.

Al cabo no encontré más que intemperie.

De mí tan sólo queda el miedo antiguo

que heredé de mis padres y que a mis hijos lego.

 

Caminante que fijas tu atención en mi lápida:

adelanta paisajes, vacía tu memoria en cada noche

pero no pidas sentido a ningún dios.

 

 Juan Bonilla: Defensa personal. Antología poética 1992-2006. Sevilla, Renacimiento, 2009

 

Octubre 2009

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 

 Presentamos un poema de Pedro Sevilla, inspirado en la visión de un cometa, al que presenta como metáfora, tal vez, de toda una existencia, hermosa, fugaz y dolorosa.

 

 

COMETA

 

He olvidado tu nombre,

pero la roja herida de tu luz,

cada vez más difusa en las noches de marzo,

persiste en mi memoria

como emblema de la hermosura,

que es misteriosa y pasa, igual que tú.

 

Te has acercado tanto a este trozo de cielo

que he subido, en las noches,

a los altos balcones de la casa,

para ver el silencio de tu llama viajera,

tu itinerante luz, gastada y melancólica,

y ahora es todo recuerdo de visión fabulosa,

luto para estos ojos que no han de verte más

y, ya digo, metáfora,

de todo lo que fluye y da dolor.

 

Adiós, cometa errante, extraña joya,

encendida materia.

Mi corazón te sigue con nostalgia,

te salva del olvido de este folio.

 

Dentro de algunos siglos volverás

y no estarán mis ojos, ni los altos balcones,

ni siquiera estos versos.

 

Pero cuánto quisiera que, en las noches,

cuando cruces de nuevo este trozo de cielo,

me pagues con la misma moneda luminosa,

que esta pasión que hoy pongo en la belleza

resurja con tu luz y se repita.

 

¿Te acordarás de mí cuando regreses?

 

 

Pedro Sevilla: Todo es para siempre (antología poética). Sevilla, Renacimiento, 2009. Prólogo y selección de Enrique García-Máiquez.

 

Verano 2009

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 3
MaloBueno 

Para el verano de 2009, un poema de Manolo Arana, de su libro Adolescencia dos, poemas hormonados, Sim Libros .

 

Éste nunca será el camino correcto
(desde tan lejos, los objetos y las personas
se ven más pequeños pero también más brillantes).

Nunca será el camino correcto.
Y no hace falta que nadie me lo diga.
Todavía no estoy ciego.

La venda solo la llevo porque me favorece.

 


Página 3 de 8